Conecta con DBasket

NBA Draft

Tercera parte de nuestro análisis

Número a número: las mejores elecciones del draft (del 10 al 1)

Repasamos las mejores elecciones de la historia del draft posición por posición. Hoy, del número 10 al 1.

Bill Russell y Michael Jordan, estrellas en su draft

Terminamos la serie de las mejores elecciones históricas de los draft a lo largo del tiempo con las posiciones de honor: los puestos del 10 al 1. Por supuesto, estamos abiertos a debate, pero estas serían nuestras elecciones. Aún así, nos gustaría saber qué pensáis así que podéis decírnoslo en los comentarios. Si queréis leer el resto de las posiciones, las posiciones del 11 al 20 están aquí y las que van del 21 al 30 en este otro enlace.

10. Paul Pierce (Boston Celtics, draft de 1998)

Una posición detrás de un tal Dirk, Boston se hacía con el que se convertiría en uno de los jugadores más emblemáticos de la historia de la franquicia (segundo en puntos, primero en triples y robos, tercero en partidos disputados). Campeón y MVP de las Finales en 2008, The Truth también vistió ese dorsal 34 en Washington, Los Angeles (Clippers) y Brooklyn, pero fue en el TD Garden donde su juego dejó huella. Excelente anotador, supo ocultar sus carencias atléticas (nunca estuvo al nivel de Bryant o McGrady en este apartado) con una técnica exquisita que lo ha convertido en uno de los jugadores más vistosos de siempre.

9. Dirk Nowitzki (Miwaukee Bucks, draft de 1998)

Fue elegido y traspasado, y ahora es el sexto máximo anotador de la historia y 12 veces elegido para el Mejor Quinteto NBA. Por consenso, el mejor extranjero en jugar jamás en América. Una leyenda viva de este deporte cuya posible última temporada podremos disfrutar a partir de octubre. Puso la guinda a su dilatada trayectoria en Dallas consiguiendo ese campeonato frente a los Heat de LeBron en 2011, en el que fue más que merecido MVP de las Finales en una de las mejores actuaciones individuales que se recuerdan en postemporada.

Fuente: NBA.com

8. Sam Jones (Boston Celtics, draft de 1957)

El motivo por el que elijo a Sam Jones es bastante obvio: es el segundo jugador con más campeonatos de la NBA, con diez, sólo por detrás de su compañero Bill Russell. Además, ocho de estos fueron consecutivos. Miembro de estos Celtics de récord, era un escolta muy rápido y con enorme capacidad para anotar en los momentos calientes. Participó también en cinco All Star Games.

7. Stephen Curry (Golden State Warriors, draft de 2009)

Qué puedo comentar del que para muchos ya es el mejor tirador de todos los tiempos. Primer MVP de la temporada de forma unánime, ya ha conseguido proclamarse campeón en tres ocasiones con los de Oakland, y no parece que vaya a quedarse ahí. Otro del club 50-40-90 con una forma de jugar que está cambiando, si no lo ha hecho ya, la forma de entender el baloncesto. Si nuestro deporte se ha ido alejando cada vez de la zona hacia la línea de tres, gran parte de la culpa es suya. Pese a contar con un físico frágil, su capacidad para crearse su propio tiro tras bote y para encontrar al hombre libre le convierten en uno de los mejores bases de siempre, quizás solo por detrás de Magic Johnson.

6. Larry Bird (Boston Celtics, draft de 1978)

Larry Legend tenía que estar aquí. Uno de los mejores jugadores de siempre. Junto con Kevin McHale y Robert Parish formó uno de los equipos con más historia de la competición. MVP en dos de sus tres anillos, cosechó innumerables premios desde su primera temporada en la que fue nombrado Rookie of the Year. Como curiosidad, es la única persona en la historia en ser nombrada ROY, MVP, MVP de las Finales, MVP del All Star, Entrenador del Año y Ejecutivo del Año. Tirador excelso y fenómeno del trash talking, mamó baloncesto desde niño en Indiana. Su rivalidad con Magic Johnson es historia viva del deporte de la canasta y, posiblemente, la gran culpable de que la NBA esté donde esté en estos momentos.

5. Dwyane Wade (Miami Heat, draft de 2003)

Michael Jordan y Kobe Bryant. Parece lógico que estos son los dos mejores escoltas de todos los tiempos, ¿y después? Para mí, Wade. Con tres anillos en sus cinco apariciones en unas Finales, ha sido algo más que el enorme jugador que demuestran sus cifras: doce veces All Star, elegido ocho veces en el Primer Quinteto y ganador de un MVP de las Finales. Ha sido el emblema del equipo de Miami, el que se mantuvo mientras otros como Shaq y LeBron dejaban Florida tras proclamarse campeones. Sus finales de 2006 son, posiblemente, la mejor actuación individual en una serie por el campeonato de la historia del baloncesto.

4. Dikembe Mutombo (Denver Nuggets, draft de 1991)

Con sus 2,18 m de estatura, Dikembe es el segundo máximo taponador de la historia y uno de los mejores defensores interiores que ha visto el baloncesto, como atestiguan sus cuatro trofeos a Defensor del Año. Desde su primer temporada tuvo un impacto enorme en la liga, batiendo el récord de tapones en un partido con 12 y siendo incluido en el Primer Quinteto de Rookies. En la temporada 1993-94 logró algo histórico, remontar un 2-0 en primera ronda frente a los Supersonics, eliminatoria en la que el de Kinshasha promedió 6,2 tapones por encuentro.

3. Michael Jordan (Chicago Bulls, draft de 1984)

Mucho se ha hablado sobre este Draft de 1984. Houston, Portland y Chicago eran respectivamente, los primeros en elegir. Los Rockets se harían con los derechos de Hakeem Olajuwon, quien fuera mejor jugador del torneo de la NCAA y con el que los de Texas lograrían dos campeonatos en 1994 y 1995. En una de las noches más negras para Portland, los de Oregon se decidieron por el ex de Kentucky, Sam Bowie. Éste estaba llamado a ser una de las grandes figuras de la NBA, pero tras innumerables lesiones y visitas al quirófano, su carrera se quedó en algo mediocre. En la tercera posición Chicago decidió contar con Jordan y el resto, es la historia mil veces contadas de como un chico de Brooklyn se convirtió en el mejor deportista de todos los tiempos.

2. Bill Russell (St. Louis Hawks, draft de 1956)

El logo de la NBA, Jerry West, perdió hasta seis finales con los Lakers. Y en todas ellas tuvo el mismo rival: Bill Russell y los Celtics, quien ganó once anillos en trece años. Incluso antes de llegar a la mejor liga del mundo fue dos veces campeón de la NCAA. Partiendo de esta base, poco más hace falta para defender al Señor de los Anillos, que sumó otros cinco MVPs y numerosas apariciones en los equipos del año.

1. LeBron James (Cleveland Cavaliers, draft de 2003)

Posiblemente el jugador más completo de toda la historia del baloncestoCleveland incorporó a sus filas a  la mayor estrella del baloncesto de instituto de todos los tiempos. Tras su primera etapa en Ohio, salió a Miami para conseguir dos de sus anillos en 2011 y 2012. Sin entrar en sus números en profundidad, simplemente mencionar que desde 2010, es decir, en las últimas ocho finales, LeBron ha estado presente en todas y cada una de ellas. Imposible entender la NBA actual sin The King.

Fuente: NBA.com

Pincha para comentar

Más NBA Draft