Conecta con DBasket

Mercado

Traspaso del alero

Los Clippers envían a Sam Dekker a Cleveland

El alero llega a la franquicia de Ohio junto con dinero en efectivo y también hay intercambio de derechos de jugadores.

Imagen de Harry How (Getty Images).

En unos días con poca actividad en el mercado de la NBA, los pequeños movimientos suponen las mayores novedades en la preparación de los equipos de cara a la próxima temporada. Uno de estos movimientos es el traspaso por el que Sam Dekker ha abandonado Los Angeles Clippers para seguir su carrera en los Cleveland Cavaliers. Anunció Adrian Wojnarowski en su cuenta de twitter que el alero podría acabar en Ohio y finalmente la propia franquicia ha terminado de confirmar el traspaso y ha dado a conocer los detalles que no habían visto la luz.

Haciendo hueco en la plantilla

Una vez se ha anunciado qué daba cada equipo ha quedado claro que el único objetivo de este traspaso para los Clippers era aligerar su plantilla. Los de Doc Rivers han mandado a Cleveland (además de a Dekker) los derechos de Renaldas Seibutis y dinero en efectivo. Por su parte, los Cavs han traspasado los derechos de Vladimir Veremeenko. Ninguno de los dos ha debutado en la NBA y sería una auténtica sorpresa que lo hicieran algún día. Seibutis, de 33 años, fue el pick 50 en el draft de 2007, elegido por los Dallas Mavericks, y juega ahora en el Tecnyconta Zaragoza. Por su parte, Veremeenko tiene 34 años y fue la elección de los Washington Wizards en el número 48 del draft de 2006. Actualmente, milita en el Nizhny Novgorod, de la VTB United League de Rusia.

El traspaso también tiene sentido para los Cavaliers, que (además de llevarse un pellizco de dinero en efectivo) incorporan a un joven jugador en una posición en la que solamente tenían a Cedi Osman. El nuevo alero de los de Ohio aportará todo lo que pueda al equipo de Tyronn Lue e intentará conseguir minutos de calidad en la NBA en el que será su cuarto curso en la asociación.

¿Su última oportunidad?

Los Cavs serán el tercer equipo en la liga para Dekker. El alero fue el pick 18 de los Houston Rockets en el draft de 2015, pero sólo disputó tres encuentros en su temporada rookie a causa de una lesión en la espalda. La situación cambió drásticamente en su segundo curso, en el que jugó 77 choques con los Rockets, aunque en verano de 2017 fue traspasado a los Clippers como parte de la operación que llevó a Chris Paul a Texas. Pese a participar en 73 partidos, el papel de Dekker en California ha sido discreto. El alero de 24 años ha promediado 4,2 puntos y 2,4 rebotes por noche bajo las órdenes de Doc Rivers. En el global de sus tres temporadas en la NBA, el jugador nacido en Sheboygan (Wisconsin) acumula 153 encuentros con 5,3 tantos y 3,0 rechaces por duelo de media.

Sam Dekker fue elegido en el draft de 2015 por los Houston Rockets, con los que jugó sus dos primeras temporadas en la NBA.
Imagen de Harry How (Getty Images).

Dekker tiene ahora una gran oportunidad, quizás la última, para demostrar que tiene un hueco en la NBA y que puede asumir un papel importante en una plantilla. La poca competencia que, de momento, tiene en la plantilla, sumada a la poca presión que habrá en una franquicia de la que se espera un dramático bajón respecto a la temporada pasada por la marcha de LeBron James, harán que el entorno sea el idóneo para empezar a mostrar sus virtudes y dejar claro que la liga no le viene grande.

Pincha para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más Cleveland Cavaliers