Conecta con DBasket

Equipos

Future Power Rankings #24: Cleveland Cavaliers

Los Cavaliers han visto marchar a LeBron y les esperan años difíciles.

Seguimos analizando equipos. Hoy le toca el turno a uno de los que más sometidos se ha visto a este proceso durante los últimos años: Cleveland Cavaliers. Era el precio a pagar por tener a LeBron James y jugar todos los años en junio. Ahora las cosas han cambiado, y es posible que los Cavs ni siquiera jueguen más allá de principios de abril.

Si la sombra del ciprés es alargada, imaginaos la de LeBron. El golpe que supone su pérdida no es, por previsible, menos duro. ¿Cómo sigues hacia delante sabiendo que lo mejor ya ha pasado? Los Cavaliers han optado por mantenerse competitivos antes que afrontar una reconstrucción, y de ahí la renovación de Love. Puedo entenderlo, sobre todo a nivel emocional -tener un equipo que pueda ganar partidos e, hipotéticamente, dar algo de guerra en Playoffs está bien para no pasarse la vida recordando el pasado- pero es una mala decisión, que solamente retrasará la inevitable reconstrucción y que no les hará más que un equipo de mitad de tabla.

Donde sí se nota la sombra del Rey es en la tabla salarial. La necesidad de pensar siempre en el corto plazo obligó a los Cavaliers a ser agresivos en el mercado, y la consecuencia es que ahora están pagando salvajadas como 18 millones a Tristan Thompson o 15 a J.R. Smith. Dentro de un año podrán liberar los salarios de JR, George Hill y Korver, al estar el dinero de su contrato garantizado solo para la siguiente temporada. Y dentro de dos verán finalizar los acuerdos de Thompson y Jordan Clarkson. Para la 2020/21 solo tienen comprometidos los contratos de Ante Zizic y Collin Sexton, en escala rookie, el de Love, el de Osman si quisieran renovarlo y quizás el de Larry Nance Jr., si decidiesen incorporarlo a sus planes de futuro, que es lo que la rumorología ha venido diciendo estas últimas semanas. A diferencia de otros equipos de media tabla, como los Pistons, los Cavaliers sí que tendrán ocasión de rehacer su plantilla durante los cuatro años que abarca nuestro juego.

>> Jugadores, salarios y transacciones de lo a Cleveland Cavaliers

¿Volverá el Kevin Love de Minnesota? Desde luego tendrá oportunidad de hacerlo, vistos sus compañeros para la próxima temporada. Love ha sido lo que Bosh en Miami: un blanco fácil. Sus números simples evidentemente han bajado en sus cuatro años en Ohio, pero ha jugado cuatro Finales y ganado un anillo. Ahora tendrá una oportunidad para volver a ser el líder de un proyecto, y aunque será un fichaje obligado en ligas fantasys no creo que la cosa vaya a funcionar demasiado bien. El ala-pívot tendrá 30 años cuando empiece la temporada, y según vaya pasando el tiempo sus limitaciones físicas, que ya lo han puesto en el objetivo en momentos de máxima tensión en Playoffs, se acentuarán. La calidad estará ahí, y un mayor peso ofensivo le ayudará a mejorar su imagen entre los aficionados, pero ese contrato, que finalizará en 2023, se hará largo para los Cavs, y no creo que Love sea capaz de atraer a otra estrella para intentar un asalto al anillo.

Tyron Lue -otro blanco fácil- tiene ante sí un reto diferente. Acostumbrado a transitar la temporada regular con velocidad de crucero para jugarse las habichuelas en Playoffs, sin LeBron no podrá dar nada por sentado. Y también tendrá que construir una identidad de equipo, en vez de preocuparse por qué jugadores son los mejores para rodear a James según el momento o el rival. Lue se ha demostrado como un estratega bastante brillante a la hora de plantear series de Playoffs, pero parece que le tocará reciclarse. Sinceramente me imaginaba que saldría una vez LeBron abandonase el barco (lo mismo pensaba de Love) pero parece de momento que seguirá. Habrá que ver cómo se adapta a haber perdido al mejor jugador de la liga.

Love podrá volver a parecerse al de Minnesota (Foto: Jae C. Hong/AP)

Otro jugador interesante a seguir será Collin Sexton. Tras el fracaso del experimento Isaiah Thomas, Sexton se ha convertido en la mejor pieza que obtuvieron los Cavaliers por Kyrie Irving. Harían bien en cuidarlo, no sólo porque tiene un gran potencial, especialmente como anotador, sino porque parece complicado que vuelvan a elegir tan arriba en el Draft. Es lo que pasa cuando eliges la media tabla, que sacrificas las opciones de elegir a la próxima gran estrella. Además, los Cavaliers darán su primera ronda del año que viene a los Hawks por el traspaso de Korver siempre que no esté dentro del top-10, lo que salvo lesiones graves parece complicado.

Antes de irnos, un tributo a los soldados de LeBron. Patrocinado por James Jones. Si tuviera una máquina del tiempo me iría a comprobar cómo son los legados de J.R. Smith y Tristan Thompson (antes haría otras cosas, claro, pero esto me da curiosidad). Estos años, y sobre todo este último, ha habido muchas bromas en el aire sobre ellos. Pero estamos hablando de un asesino desde el triples, siempre que las rachas ayuden, y de uno de los mejores reboteadores ofensivos de siempre. Y con un anillo y cuatro visitas a las Finales. Me imagino que la parte del recuerdo en la que no aparezcan como corte del Rey estará protagonizada por su intensa vida fuera de las canchas, pero sería injusto no recordar su juego. Son buenos jugadores y muy posiblemente no lo recordemos lo suficiente. Les habría venido bien un cambio de aires, porque no me imagino que pueda salir nada bueno para ellos de este remix que han programada en Cleveland para las siguientes temporadas.

Los Cavaliers están empezando a vivir el primer día del resto de sus vidas. Perder a un jugador como LeBron siempre es traumático, y han preferido seguir bailando mientras siga sonando música a buscar otro bar. Es fácil juzgarlo desde fuera como un error, pero con un mínimo de empatía se entienden los motivos. Tampoco podían hacer mucho más, ya que no iban a sacar gran cosa en traspasos por los jugadores que tienen. El tiempo todo lo cura y al final los aficionados se quedarán con los buenos recuerdos. Pero también con una plantilla limitada y entrada en años. La sombra de LeBron es alargada y pasarán muchos años hasta que vuelva a haber en Cleveland un proyecto que pueda legítimamente aspirar al anillo.

Pincha para comentar

Más Cleveland Cavaliers