Conecta con DBasket

New York Knicks

Noah sería cortado

Los Knicks tienen un objetivo para 2019: Kyrie Irving

El base de los Boston Celtics ya indicó que era una de sus franquicias predilectas cuando quiso abandonar los Cavaliers.

Kyirie Irving con la camiseta de los Knicks
Fuente: Montaje propio

Lo que empezó siendo un rumor tomó forma al poco y se convirtió en un secreto a voces. Hoy en día es casi una realidad: los New York Knicks, una de las franquicias más valiosas del planeta, irán con todo a por el base de los Boston Celtics Kyrie Irving de cara a la temporada 2019-20.

Sin embargo, al base de origen australiano le quedaría aún otro año de contrato… bajo una player option. Si la oferta de los Knicks (y el proyecto a su alrededor) fueran lo suficientemente seductores, Irving podría volver a cambiar de aires. Y esa es una idea que su excompañero en los Cleveland Cavaliers, JR Smith (@teamswish en Instagram), ya se ha encargado de alimentar debidamente con gasolina en las redes sociales:

Ante la pregunta “¿Cómo son las opciones de que Irving acabe en los Knicks la temporada que viene?” el escolta respondió con un simple “altas“. De esta forma, los neoyorquinos tendrían una gran referencia y un punto sólido de apoyo para afrontar una agencia libre que se prevé de lo más suculenta con otras estrellas como Klay Thompson, Kawhi Leonard, Jimmy Butler (quien parece tener bastante decidido que no seguirá en Minnesota), Kevin Durant, DeMarcus Cousins, Isaiah Thomas

Por otra parte, Irving ya declaró en su momento que los Knicks serían uno de sus destinos predilectos cuando se rebeló siendo parte aún de los Cavs de LeBron James. Para él habría sido casi como volver a casa (creció en West Orange, Nueva Jersey). El destino, sin embargo, lo llevó a Boston. Y sus pasos podrían reconducirlo a la Gran Manzana si se cumplen las predicciones. El periodista de la NBC Sherrod Blakely lo tiene claro: “Irving es la opción número 1 para los Knicks. Y la 2, la 3 y la 4“. Y claro, la opción de juntarse con una estrella en potencia como Kristaps Porziņģis, un valor de futuro sólido como Kevin Knox, el Madison Square Garden aclamándole… la tentación es más que fuerte.

La salida de Noah

El gran perjudicado de todo esto no sería otro que Joakim Noah. El pívot francés, defenestrado por Jeff Hornacek y posteriormente enterrado por David Fizdale, tiene pie y medio fuera de la franquicia neoyorquina. Sus problemas personales, físicos y extradeportivos han sido demasiado pesados. Los Knicks tienen pensado cortarlo, pese a que aún le quedan dos años de contrato y un total de 37,825 millones de dólares por cobrar.

Pincha para comentar

Más Conferencia Este