Conecta con DBasket

Euroliga

RMA 109-93 DAR

Este Madrid vale por dos

Partidazo colectivo del conjunto blanco. Destacaron especialmente un renacido Anthony Randolph y Sergio Llull.

El Real Madrid destrozó al Darussafaka. Partidazo de Sergio Llull
Fuente: Euroleague.net

El Real Madrid debutó en la Euroliga de la mejor manera: arrasando al Darussafaka. El equipo turco simplemente no tuvo opción ante el campeón. El Madrid demostró tener un banquillo espectacular y tan eficiente como su quinteto titular.

Quintetos iniciales
RMA S. Llull F. Causeur J. Taylor A. Randolph W. Tavares
DAR R. McCallum M. Brown Z. Peiners S. Kidd M. Eric

El Wizink Center vio un partido sin ambages: el Madrid destrozó a un Darussafaka que nada pudo hacer ante un aluvión ofensivo y una muralla defensiva espectacular de los blancos. Pablo Laso puso en cancha prácticamente dos equipos diferenciados, uno en los cuartos pares y otro en los impares. Y los dos funcionaron como un reloj, con todas sus piezas perfectamente engranadas.

Ya solo el inicio dejaba claro que el partido no tendría color. Anthony Randolph dominó dentro y fuera de la pintura, encestando, asistiendo y descolocando a la débil defensa turca. Por su parte, Edy Tavares echaba una vez más el cerrojo atrás. Es impresionante ver cómo este hombre condiciona equipos él solo. El Madrid es distinto con y sin él, y sus rivales lo notan. Y el entrenador de los otomanos, Ahmet Çaki, lo sabe. Por eso su ataque se basó prácticamente en lanzar 1vs1 contra el gigante de Cabo Verde con la esperanza de cargarlo pronto de faltas. Vano intento. Tavares está insuperable atrás. Rodeado además con un perro de presa como Jeff Taylor y la intensidad de Sergio Llull, los blancos solo concedieron seis puntos en los primeros cinco minutos.



Lo demás, es historia. El ataque blanco es un barrido en todos los frentes. Abriendo huecos, penetrando, encontrando a los pívots, tirando triples como si nada. La defensa del Darussafaka fue un juguete en las manos del Madrid: hasta seis jugadores se fueron por encima de los 10 puntos.  E incluso quedó tiempo para la genialidad diaria del Increíble Llull: su mandarina, una genialidad de buzzer beater.

El fichaje es Randolph

Aparte de las genialidades de un Sergio Llull quien, una vez más, fue el mejor del encuentro, la mejor noticia que está viviendo el Madrid es la resurrección de Anthony Randolph. El estadounidense con pasaporte esloveno estuvo casi defenestrado al final de la pasada temporada. Pero ahora mismo se está reivindicando y volviendo por sus fueros, demostrando lo gran jugador que es. Cuando estaba en cancha condicionó todo el ataque blanco con su movilidad y su capacidad de anotar desde cualquier posición. Sobrenatural su compenetración en la zona con Tavares: saben perfectamente moverse para no estorbarse y abrirse espacios. Terminó con 16 puntos, 3/5 en triples y 17 de valoración.

Pero la plantilla blanca es ilimitada. Porque si el quinteto inicial ya nos lo sabemos de memoria, el suplente es otro lujo: Campazzo, Carroll, Rudy, Reyes y Kuzmic (a falta de Ayón el serbio no está haciéndolo nada mal). Otro tipo de defensa que fue igualmente impenetrable para el Darussafaka. Y ojo, porque detrás vienen Gabriel Deck y Klemen Prepelič. Es como echarle gasolina al fuego, solo alimentas el incendio.



El Madrid terminó dejándose llevar tras amasar una ventaja abrumadora (94-69 tras un triple de Jaycee Carroll) y el conjunto turco maquilló un poco el marcador para dejarlo en una derrota un poco menos deshonrosa. Sin embargo, de momento nada frena al campeón, que arranca la defensa del título con puño de hierro.

Destacados

– Hasta seis jugadores blancos rompieron la barrera de los 10 puntos: Anthony Randolph (17), Jaycee Carroll (14), Jeffery Taylor, Fabien Causeur, Sergio Llull (13) y Walter Tavares (12). Por parte del Darussafaka lo lograron otros cuatro: Ray McCallum (18), Stanton Kidd, Zanis Peiners (12) y Emircan Kosut (10).

Llull fue elegido MVP del partido: 13 puntos, ocho asistencias, un rebote y solo una falta para 19 de valoración.

– El Real Madrid arrolló al Darussafaka en el tercer cuarto con 38 puntos. Además, le ganó la batalla en todos los demás campos: 28-16 en asistencias, 29-18 en rebotes, 15-8 en triples y 5-2 en robos.

Pincha para comentar

Más Euroliga