Conecta con DBasket

NCAA

NCAA 2018: ‘Prospects’ a seguir

Hoy se pone en marcha la NCAA y repasamos algunos nombres a tener en cuenta durante este curso universitario.

NCAA
Christopher Katsarov/The Canadian Press via AP

Arranca un año más la principal fuente de talento que surte a la NBA al finalizar cada temporada: el baloncesto universitario estadounidense. Y vuelve con una ilusionante camada de freshman. Es momento de seguir de cerca a estos jóvenes, considerados estrellas desde su etapa en high school, y que han encabezado los recruiting proyectándose así como futuros NBA.



RJ Barrett (Escolta, Duke, 18 años)

El mejor jugador de instituto del último año eligió a Duke sabiendo que sólo jugará un año en la universidad. Hablamos del jugador más preparado de esta generación, cuyo físico está ya listo para competir al máximo nivel gracias a su talla y condición atlética. Este escolta domina en todas las facetas gracias a su gran lectura de juego, potente anotación y potencial defensivo. Si es capaz de alcanzar la consistencia en el tiro que le falta irá directo al número 1 del Draft.

RJ Barrett: Campeón y MVP del mundial sub-19 con Canadá

Nassir Little (Alero, UNC, 18 años)

Por primera vez en muchos años la universidad de Michael Jordan puede llevar un jugador entre los primeros del draft. Este alero que jugará en North Carolina se proyecta como un futuro two-way player de élite. Su físico y defensa están ya a nivel NBA, y si consigue seguir puliendo sus habilidades ofensivas tiene el potencial para llegar a ser el jugador franquicia con el que muchos equipos sueñan.

Nassir Little: MVP del McDonald’s All-American 2018

Cameron Reddish (Alero, Duke, 19 años)

Por talento puro y potencial puede que este sea el jugador más prometedor del próximo Draft. Un ‘point-forward’ (alero-base) que destaca por ser letal en los tres niveles de anotación y que además posee un potencial defensivo enorme gracias a su longitud. Además, se complementará perfectamente con las otras estrellas de Duke ya que, aparte de meter puntos, sabe generar para sus compañeros, debido a su visión y exquisito manejo de balón, fuera de serie para su altura.

 

Romeo Langford (Escolta, Indiana, 19 años)

El mejor tirador del próximo Draft jugará en la universidad de Indiana, pero su anotación va mucho más allá de eso. Este escolta puede presumir de una tremenda variedad de recursos en ataque gracias a su habilidad para generar espacios mediante su fino bote y a su espectacular condición atlética cuando ataca el aro. Más allá de caérsele los puntos de las manos, Langford genera dudas en la faceta defensiva y como ‘playmaker’, lo que puede alejarlo de los puestos más altos del Draft.

 

Zion Williamson (Alero/Ala-Pívot, Duke, 18 años)

Duke completa su trío con el jugador de instituto que más hype ha suscitado en la última década. Todos conocemos sus virtudes: finalizador de élite gracias a su físico extraterrestre y defensor multiposicional por su combinación de velocidad, fuerza y salto. Pero ha llegado el momento de que Zion Williamson demuestre que es más que físico y desarrolle otras facetas de las que ya mostrado destellos interesantes, como su capacidad para organizar el juego o su tiro exterior, hasta consolidarlas como armas reales.

 

Además de estos cinco jugadores, otros jóvenes presentarán durante esta temporada sus candidaturas a los puestos más altos del próximo Draft, como Quentin Grimes (Kansas, 18 años) considerado el mejor base de esta generación o Bol Bol (Oregón, 19 años) un pívot cuya altura combinada con unas cualidades inverosímiles dará mucho que hablar.

Desde Europa, el francés Sekou Doumbouya (alero, 18 años) se proyecta para algunos expertos como la próxima estrella llegada del viejo continente.



Pincha para comentar

Más NCAA