Conecta con DBasket

FIBA

Brizuela fue el jugado más destacado

España cae en Ankara y la clasificación tendrá que esperar

Turquía se impuso a España en los últimos compases de un encuentro igualado.

España Turquia
Fuente: FIBA

La selección española ha caído por 71-67 en el Ankara Arena ante Turquía. Los de Scariolo tuvieron poca continuidad en ataque y fueron desbordados en defensa por el juego interior turco. Darío Brizuela (18 puntos) firmó un gran partido y fue el mejor jugador de la selección. Nacho Llovet capturó 12 rebotes. La clasificación matemática para el mundial de China tendrá una nueva cita el domingo en el Santiago Martín de La Laguna.

Previa

La selección española volvía a escena, en partido correspondiente a la novena jornada de los clasificatorios europeos para el mundial del próximo año. Una victoria española, combinada con otros resultados, podría haber dejado ya la clasificación finiquitada hoy.



Enfrente estaba Turquía, segundo clasificado del grupo con una victoria menos. El escenario del partido era el Ankara Arena, con su típico ambiente turco, intenso y presionante. Apuntar por último que Ufuk Sarica, seleccionador de Turquía, si contaba con varios jugadores Euroliga.

Igualdad inicial

Quintetos iniciales

-Turquía: Balbay, Birsen, Tuncer, Durmaz y Erden

-España: Colom, Jaime Fernández, Beirán, Aguilar y Fran Vázquez.

La selección española tenía claro que la manera de atacar a los turcos era por el exterior, aunque inicialmente con poco acierto. El equipo local planteaba un partido de mucha intensidad e intentaba cortar líneas de pase hacia el interior de la zona. El mejor jugador español de estas ventanas, Quino Colom, sufría una pegajosa defensa individual. Erdem estaba encontrando las debilidad defensiva de España en la zona, y anotó nueve puntos en el primer cuarto. El partido se fue empatado a 15 tantos al final de este, con más intensidad que baloncesto hasta el momento.

Continuaba una dinámica parecida en el segundo acto. España intentando ver aro desde fuera, cosa que Darío Brizuela conseguía en tres ocasiones y Beirán en dos. Mientras, los turcos, ayudados por su público, también daban la réplica desde el exterior con Tuncer como ejecutor. Los locales dieron un pequeño tirón, pero enseguida la ventaja fue neutralizada por el equipo de Scariolo.

La segunda unidad española estaba más consistente que la primera. Ante las dificultades que presentaba atacar la zona de Turquía, Scariolo optaba por jugar con un solo pívot y mover más el balón, con Jaime Fernández excelso en este apartado. En esta situación, Brizuela, escolta de Movistar Estudiantes, se movía como pez en el agua, y ya llevaba 13 puntos. Había ventaja mínima para Turquía al descanso (36-34), con todo por decidir en la segunda mitad, España había tirado 14 veces de dos y 22 desde el triple.

Salió cruz

El partido en el inicio de la segunda mitad empezaba con España volviendo a sufrir y un Semih Erdem que estaba poniendo en jaque al conjunto de Scariolo. La selección tenía muchas dificultades para defender y rebotear, cosa que desde el banquillo intentaba corregir el italiano. A esto además se suma a la poca claridad y continuidad en ataque. Punto a punto, la ventaja turca iba subiendo. Un triple del veterano Sinan Guler cerró el tercer cuarto con ocho puntos de ventaja para los locales.

En los últimos diez minutos, España necesitaba dar un golpe de timón para cambiar el rumbo del partido. Scariolo ordenó cambiar la defensa para hacer dudar a los turcos. Sin embargo, ya había vuelto Erdem a la cancha y seguía sumando acciones positivas. Darío Brizuela estaba siendo el mejor jugador español, y era el único que estaba viendo aro rival con continuidad, y con sus acciones mantenía el partido vivo. La defensa española, ahora si, estaba poniendo dificultades para el ataque turco, que caía en continuas pérdidas, mientras que España si sumaba, desde el tiro libre principalmente. Había empate a 67 a falta de un minuto.

Tras una anotación turca, Quino Colom complicó sobremanera el último ataque, y ahí se acabó el encuentro, 71-67 fue el marcador final. La clasificación para el mundial tendrá que esperar por lo menos hasta el próximo domingo, donde España jugará en Tenerife ante Ucrania.



Pincha para comentar

Más FIBA