Conecta con DBasket

NBA

Resumen jornada 30/11: los Spurs siguen de capa caída

Los Rockets apalizan a los Spurs. Boston y Lakers ganan. Mal partido de Doncic.

NBA
Fuente: USA Today

Un oasis para Boston

Los Boston Celtics ganaron después de un sorprendente y errático comienzo de temporada ante los indescifrables Cleveland Cavaliers por 128 a 95 en el TD Garden.

Como no podía ser de otra forma, Kyrie Irving se encargó de despejar todo tipo de dudas y de encaminar a los Celtics a un nuevo triunfo. El base cerró una gran noche con 29 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias, liderando a su equipo y siendo secundado por Marcus Smart (12-3-7) y Marcus Morris (15-4-1).

Cleveland no encuentra el camino y parece no acercarse siquiera a un pequeño reflejo de lo que fue la pasada temporada. El tsunami LeBron dejó consecuencias, y a pesar del título obtenido que será un hito histórico, los Cavs continúan con la titánica tarea de rearmar las bases en busca de otro líder, o al menos esperar a que Kevin Love se recupere para poder volver a contar con él.

De esta forma, los Celtics quedaron con un récord de 12-10, que los sitúa sextos en la Conferencia Este, mientras que los Cavaliers son los colistas de la misma conferencia con un 4-17, el peor balance de la NBA junto a Phoenix Suns.

Los Jazz se reencuentran en Charlotte

Partido bonito y emocionante el que se vivió en el Spectrum Center. Los Utah Jazz fueron por delante todo el choque, pero para nada ganaron sobradamente. Al contrario. Los Charlotte Hornets les pisaron los talones durante los 48 minutos. Los de Quin Snyder vencieron gracias a un buen primer cuarto que les dio la ventaja que ya no dejarían escapar. Aunque los locales llegaron a empatar en el tercer período, los Jazz respondieron con un parcial de 15-2 y administraron bien las posesiones para no pasar ya más apuros.

Fue bonito porque hasta seis jugadores alcanzaron la veintena de puntos: tres por equipo. El mejor (y el más decisivo) fue Donovan Mitchell (30-6-6), aunque estuvo bien acompañado por Rudy Gobert (20-17 y 4 tapones) y por un Jae Crowder (24-2-7 con 6/10 en triples para empatar su récord personal de triples anotados) muy acertado. Por el lado de los de James Borrego, el máximo anotador fue Jeremy Lamb (24-5), aunque Kemba Walker (21-7-4) y un rejuvenecido Tony Parker (20-1-9) ayudaron en el intento de los locales por llevarse el partido. Hablando de regresos a la juventud: mención especial para Kyle Korver. En su regreso a Utah, el escolta terminó el duelo con 14 puntos, 4/6 en triples y muy buenas sensaciones.

Marvin Williams firmó un doble-doble (14-11) y Ricky Rubio colaboró con 14 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias. Esta vez, Willy Hernangómez se quedó sin jugar por decisión de su entrenador.

Esta victoria sirve a los de Salt Lake City para subir puestos en una Conferencia Oeste en la que se colocan décimos con un récord de 11-12, mientras que los de North Carolina son séptimos en la Conferencia Este gracias a su balance neutro de 11 triunfos y otros tantos tropiezos.

Sin sorpresas en Michigan

Los Detroit Pistons se impusieron a los Chicago Bulls en un partido que dominaron de cabo a rabo holgadamente. En los primeros compases del choque lograron una diferencia que ya les sirvió para jugar con comodidad el resto del encuentro, aunque los visitantes hicieron un tímido intento de remontada en el tercer cuarto.

Las dos torres de Dwane Casey volvieron a ser determinantes. Tanto Andre Drummond (19-20-2 con 2 robos y 4 tapones) como Blake Griffin (20-10) se fueron a casa con un doble-doble bajo la manga. Esta vez ayudó (y mucho) Reggie Jackson (20 puntos con 6/8 desde la larga distancia). Poco más necesitaron los de Michigan para imponerse a unos Bulls en los que solamente dos jugadores alcanzaron las dobles figuras en anotación: Jabari Parker (12-6) y un Wendell Carter Jr. (28-7 y 3 tapones) que logró el mejor registro anotador en su corta carrera en la NBA.

Poca historia más en el Little Caesars Arena, aparte de que los Bulls solamente anotaron tres triples y que Zach LaVine (8-2-9) firmó la peor anotación de esta temporada. Así, los de Fred Hoiberg tienen muy difícil ganar, por no decir imposible.

Chicago es ahora decimotercero en la Conferencia Este con un récord de 5-18, mientras que los Pistons ocupan la cuarta posición de la misma clasificación gracias a su balance de 12-7.

Embiid acrecienta el mal momento de los Wizards

Con una noche magnífica y un nuevo doble-doble producto de 16 puntos y 15 rebotes del camerunés Joel Embiid, los Philadelphia 76ers sostienen su gran momento como escoltas de Toronto en el este, y vencieron a los Washington Wizards por 123 a 98.

Los de la capital nunca estuvieron en partido: perdieron el primer parcial por 12 puntos (31-19) y se fueron al descanso 22 unidades abajo, algo irremontable en el contexto que están atravesando los Wizards actualmente, sumado a la ausencia de Dwight Howard, algo que se notó sobre todo en el apartado defensivo.

Por otro lado, Philadelphia mostró una gran determinación ofensiva, y aunque Embiid acaparó todos los flashes, Ben Simmons, quien también consiguió un doble-doble con 13 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias, y JJ Redick (14-1) saliendo desde la banca, pusieron cifras definitivas e hicieron una demostración de baloncesto en la tierra de Allen Iverson.

Los de Scott Brooks tuvieron un intermitente big two, con Bradley Beal (19-0-1) y John Wall (11-3-7), cuyos rendimientos comienzan a mostrar el malestar en la capital y empieza a haber olor a reconstrucción.

Los de Pennsylvania son en estos momentos terceros en la Conferencia Este con un récord de 16-8. Varios puestos más abajo, en la décima posición, se encuentran los Wizards con su balance de 8-14.

Memphis batalló hasta el final y venció a Brooklyn

Los Memphis Grizzlies necesitaron de dos prórrogas para vencer a los Brooklyn Nets en el partido más vibrante de la noche, por 131 a 125.

Los parciales fueron igualados hasta la mitad: el tercer cuarto lo dominó Memphis, pero Brooklyn pudo recuperar esa desventaja de cinco puntos en el último parcial. Empate a seis en el primer suplementario, para que recién en el segundo las defensas bajaran el ritmo y los Grizzlies se quedasen con el triunfo.

Partido clave para Mike Conley con 37 puntos, 5 rebotes y 10 asistencias, y también para Jaren Jackson Jr., con 36 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias; pero el baluarte fue Marc Gasol y su potencia defensiva, al aportarr 15 puntos, 15 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y 3 tapones.

Los de Kenny Atkinson plantaron una durísima batalla, empujados por D’Angelo Russell (26-1-8) y desde la banca DeMarre Carroll (21-12-1), pero el cansancio fue notorio ya en el segundo tiempo extra y la calidad de Memphis y sus experimentados jugadores fue demasiado para unos Nets que están mostrando un gran nivel de juego.

Así, los neoyorquinos arrastran un récord de 8-15 y se verán las caras de local con los Cavaliers el lunes, para salir de ese inmerecido undécimo lugar en la Conferencia Este. Por su parte, Memphis, con su 13-8 persiste siendo el quinto mejor de la Conferencia Oeste y su próximo compromiso será el miércoles en su casa ante los Clippers.

Miami no dio respiro a los Pelicans

Los Miami Heat tuvieron su noche de gloria en el American Airlines Arena al derrotar a los New Orleans Pelicans por 106 a 101.

Josh Richardson destacó con su aportación de 20 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia, pero la ovación de la noche fue para Dwayne Wade, quien, rememorando sus años dorados, se convirtió en un estandarte ofensivo para la segunda unidad de su equipo, estableciendo cifras de 18 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias y siendo pieza clave en el triunfo.

Por su parte, los Pelicans no pudieron reponerse de la desventaja de 20 puntos que sufrieron tras los primeros 12 minutos, y, aunque Anthony Davis intentó mantener en el encuentro a su equipo con 41 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias y 4 tapones, nada pudo hacer contra un buen juego defensivo de los dirigidos por Erik Spoelstra, que consiguieron adueñarse de todo lo ocurrido sobre la cancha.

El record de Miami avanzó a 8-13, situándose noveno en la Conferencia Este, aguardando en su casa el juego del domingo ante los Utah Jazz, mientras que los Pelicans marchan undécimos en la Conferencia Oeste con un 11-12 de balance, y seguirán de gira pensando en el domingo cuando se medirán en Charlotte a los Hornets.

Trámite para los Thunder

Los Oklahoma City Thunder recibían en el Chesapeake Energy Arena a los Atlanta Hawks con el objetivo de seguir en la senda del triunfo.

El partido arrancó parejo hasta que se desequilibró en el segundo cuarto, donde los Thunder le dieron una paliza a los Hawks con un parcial de 38-20. De ahí en adelante, el marcador no sufrió cambios rutilantes y OKC no tuvo mayores contratiempos.

Russell Westbrook fue el MVP del partido. The Brodie estuvo a un rebote del triple-doble, anotando 23 puntos, nueve rebotes y diez asistencias. El balear Álex Abrines tuvo un gran partido, anotando 21 puntos con un eficaz 7/11 en triples. Del otro lado, John Collins aportó 19 puntos y 11 rebotes, mientras que Trae Young (nueve puntos y ocho asistencias) volvió a tener un partido flojo, acertando solo cuatro de sus 15 tiros de campo.

Los de Loyd Pierce siguen penúltimos en la Conferencia Este con un balance de 5-18, mientras que los locales son ahora terceros en la Conferencia Oeste con un récord de 14-7.

Masacre exterior de los Rockets

Los Houston Rockets viajaban al AT&T Center para enfrentarse a sus rivales texanos, los San Antonio Spurs.

El derbi no tardó mucho en tomar un lado. Los Rockets, con 22 triples convertidos, se encargaron de masacrar a los locales desde el perímetro. La paliza arrancó temprano, con un parcial de 39-27 en el primer cuarto, pero luego los de Mike D’Antoni les endosaron 40 puntos más solo en el tercero, para terminar ganando por 31 puntos de diferencia. Los hombres de Gregg Popovich (alguien a quien no le gusta el triple en absoluto) no tuvieron ningún tipo de respuesta ante los ataques exteriores.

James Harden (23 puntos, siete rebotes y diez asistencias), Clint Capela (27 y 12) y Eric Gordon (26 unidades) se combinaron para anotar 76 de los 136 puntos de su equipo. Del otro lado, LaMarcus Aldridge convirtió 20 puntos y seis rebotes, mientras que DeMar DeRozan anotó 18 unidades.

Ambos equipos siguen fuera de las posiciones de PlayOffs en la Conferencia Oeste. Los cohetes son duodécimos con un balance de 10-11, mientras que los Spurs van penúltimos con un récord de 10-12.

Phoenix no encuentra la brújula

Los Phoenix Suns continúan en proceso de plena reconstrucción, pero la paciencia comienza a agotarse, y eso lo manifestó el público local anoche en la derrota de su equipo contra los Orlando Magic por 99 a 85.

A pesar de la reducida diferencia, Orlando nunca fue superado por la inexperiencia de Phoenix, y la gran noche de Nikola Vučević, con sus 25 puntos, 15 rebotes y 3 asistencias, le bastó a los de Florida para quedarse con el triunfo.

Los deslucidos Suns, quienes siguen contando con la sensible baja de Devin Booker, encontraron un regular partido de su número uno del pasado draft, Deandre Ayton, quien aún así fue el más destacado con sus 19 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias, acompañado por Jamal Crawford (18-2-4).

De esta forma, Orlando trasladará su 11-12 a Miami, pero no será hasta el próximo martes con un largo y provechoso descanso, mientras que los Suns y su 4-18 esperan a los Kings, también el martes de la próxima semana.

El bueno de LeBron le da la victoria a los suyos

Los Dallas Mavericks y Los Angeles Lakers se volvían a enfrentar en el Staples Center. Los Mavericks tuvieron un primer cuarto maravilloso, Luka Dončić taponó dos tiros (consecutivos) de LeBron James, consiguió una falta ofensiva y le robó el balón al mismo. Parecía que era su noche, pero tanto él como el resto de los de Rick Carlisle se silenciaron por el resto del juego. Los Lakers ganaron los próximos tres cuartos y se llevaron la victoria.

LeBron tuvo 28 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias, como si nada, como nos tiene acostumbrados. Brandon Ingram y Kyle Kuzma acompañaron con 34 tantos combinados. Lonzo Ball aportó a la causa 10 tantos, cuatro pases gol y cinco (¡cinco!) robos de balón. Tyson Chandler, como en los viejos tiempos, aportó un doble-doble de 13 puntos y 12 rebotes.

Por lado de los Mavs, en conjunto tiraron un 39 por ciento del campo. Harrison Barnes metió 29 tantos, cogió cinco rebotes y robó 2 balones. Dončić tuvo una mala noche en el tiro, intentó cinco veces de triple pero no pudo conseguirlo. En total disparó 13 veces pero sólo consiguió dos canastas, terminó con seis tantos. Dwight Powell, saliendo de la banca, sumó 17 puntos para los tejanos.

Los visitantes acumulan un balance de 10-10 que les mantiene octavos en la Conferencia Oeste, dos puestos por debajo de los Lakers y su récord de 13-9.

Portland pierde en casa frente a Denver

Los Denver Nuggets vencieron en el Moda Center a los Portland Trail Blazers por 113 a 112. A pesar de que los de Colorado mantuvieron una diferencia a favor de diez puntos durante los tres primeros cuartos, Portland pisó el acelerador en ofensiva y, apoyados en CJ McCollum y Damian Lillard, lograron empatar la situación en el último período.

Pese al esfuerzo de los locales, Denver sentenció el partido con un triple desde la esquina de Gary Harris. El propio Harris fue el máximo ejecutor de los de Mike Malone y la figura de la noche con 27 puntos, a la vez que Paul Millsap y Monte Morris fueron sus aliados con 22 y 16 tantos respectivamente. Para los Trail Blazers fue McCollum el más destacado con 33 unidades. Lo siguió Al-Farouq Aminu con 20, mientras que Lillard aportó 15 puntos y 8 asistencias.

Los de Terry Stotts caen a la séptima posición de la Conferencia Oeste con 13-9 de balance, mientras que los segundos en la misma clasificación son los Nuggets con un récord de 15-7.

Pincha para comentar

Más Atlanta Hawks