Conecta con DBasket

NBA

Memphis vence en un partido raro

Memphis se alza con la victoria ante Clippers en un partido duro, intenso y con poco acierto.

Fuente: Joey Murphy/NBAE

Memphis Grizzlies consigue volver a la senda de la victoria a costa de unos Clippers que llegaban al FedEx Forum con el liderato de la conferencia Oeste.

>>Estadísticas completas

Quintetos iniciales:

  • MEM: M Conley | G. Temple | K. Anderson | J. Jackson Jr. | M. Gasol
  • LAC: S. Gilgeous-Alexander | A. Bradley | T. Harris | D. Gallinari | M. Gortat

Inicio a lo que quiso Memphis

El partido se presumía raro desde el primer momento. Los Grizzlies conseguían una renta de 8-0 en los primeros cinco minutos del primer cuarto con un ataque bastante escaso pero una defensa pegajosa como nos tienen acostumbrados. Los locales llegaron a estar 16 puntos arriba. Tras la inoperancia ofensiva de los primeros minutos, Doc Rivers aceptó la premisa y bajó el partido al barro, sumándose al juego lento de su rival y recortando puntos explorando vías sencillas de anotación.



El gigante serbio

La salida de Boban Marjanović trajo de cabeza a los Grizzlies. Sus capturas dentro de la pintura rival y sus viajes a la línea de tiros libres se convertían en puntos y desquiciaba a unos osos que iban perdiendo fuelle hasta el descanso. Las faltas se acumulaban para los de Memphis y, a cuentagotas, los Clippers hacían su juego.

Un triple sobre la bocina de Conley mantenía una ventaja de nueve puntos para su equipo. Su actuación y la de JaMychal Green al rebote ofensivo fue lo mejor de su equipo durante todo el encuentro.

La segunda parte comenzaba bien para los angelinos. En dos minutos levantaron la desventaja y empataron al encuentro. Bickerstaff pidió tiempo muerto. Ya con el partido empatado, la ventaja para uno un otro equipo no pasaba de los cinco puntos en ningún momento hasta el último cuarto, en el que un arreón final defensivo y ofensivo de los locales decantó la balanza y la victoria quedó en casa.

Claves de un encuentro extraño

El partido fue raro. En primer lugar porque los máximos anotadores de cada equipo, Marc Gasol y Tobias Harris, no encontraron acierto en sus tiros e hicieron uno de sus peores encuentros. En segundo lugar porque los interiores de la segunda unidad, Marjanović y Green, llevaron la iniciativa en ataque.

Y en tercer lugar, porque el partido iba tomando la perspectiva de déjà-vu con el anterior choque entre ambas franquicias, solo que en este caso, la sangre no llegó al río Mississipi y los Grizzlies no lamentaron una derrota después de conseguir una buena ventaja en la primera parte.

Otra circunstancia destacable fue el debut del pívot francés Joakim Noah, recientemente firmado, con la camiseta grizzlie y su vuelta a las canchas después de casi dos años de inactividad en la mejor liga del mundo. Su actuación fue anecdótica en lo estadístico –solo cuatro puntos y tres rebotes– pero contagió a público y compañeros de lucha y entrega cuando más le hacía falta a ambos. Buen estreno.

Al final, los Clippers sumaron una derrota y Memphis otra victoria que aprieta, más si cabe, la Conferencia Oeste.

Administrador y redactor de Memphis Grizzlies.

Pincha para comentar

Más Conferencia Oeste