Conecta con DBasket

Liga Endesa

Los locales se imponen en un vistoso partido jugado al ataque, Burgos pagó el esfuerzo en los últimos minutos

Andorra toma aire en casa ante un luchador San Pablo Burgos

Andrew Albicy lanza a los suyos hacia la victoria ante un Burgos en cuadro y con Goran Huskic como estrella.

MoraBanc Andorra San Pablo Burgos
Fuente: ACB Photo / Albert Martín

MoraBanc Andorra logra una trabajada victoria por 97-88 ante un correoso San Pablo Burgos. El partido estuvo igualado hasta el minuto 35, ya que los castellanos, a pesar de lo corto de su rotación, jugaron de tu a tu a los locales. El base galo Andrew Albicy, que logró un doble-doble de 17 puntos y 10 asistencias, fue el mejor de la noche, bien acompañado por Ennis y Vitali, ambos con 16 puntos. Por parte burgalesa, Goran Huskic, con 21 puntos y 5 rebotes, cogió los galones dejados por Thompson y fue el más destacado de los visitantes.

>>Estadísticas completas



Previa

Ambos equipos llegaban al encuentro con el mismo número de victorias, por lo que el que saliese victorioso hoy se daría un respiro en la clasificación. San Pablo Burgos viajaba a Andorra, tras una semana movida, a disputar el primer partido de la era post-Thompson. Por ello, Diego Epifanio se vio obligado a modificar sustancialmente la rotación, sobre todo en posiciones interiores para intentar paliar dicha ausencia.

Los locales seguían sin poder contar con el lesionado David Jelinek, mientras que Jerome Jordan, con fiebre, se caía a última hora. Los foráneos, por su parte, no presentaban ninguna baja, aunque solo tenían diez jugadores de la primera plantilla tras las salidas que se han producido esta semana. Por último, apuntar que Burgos es el único equipo ACB al que Andorra no ha ganado en dicha liga.

Burgos se repone del tirón

Quintetos iniciales:

-MoraBanc Andorra: Albicy, Ennis, Walker, Shurna y Diagne.

-San Pablo Burgos: Fitipaldo, López, Benite, Cancar y Huskic.

El partido comenzaba entretenido, con intercambio continuo de canastas entre los contendientes. Como todo hacía indicar, San Pablo Burgos iniciaba el partido con Vlatko Cancar de ala-pívot y Vitor Benite de alero. De primeras, el base Andrew Albicy se aprovechaba de desajustes defensivos de los castellanos para lograr sus primeras anotaciones. Sin embargo, Goran Huskic aguantaba a Burgos. El pívot serbio estaba impresionante en la zona andorrana. No obstante, MoraBanc Andorra se adelantaba 17-12 en el marcador.

Una vez sentado Huskic en el banquillo, la anotación burgalesa se frenó. Esto sucedía al mismo tiempo que el cañonero canadiense Dylan Ennis empezaba a anotar y, junto a Michele Vitali, propiciaba que Andorra se marchase por delante 27-19 tras el primer parcial. San Pablo Burgos debía de mejorar sobre todo en el rebote.

El segundo cuarto empezaba con una de Augusto Lima para la galería. Sin embargo, Dylan Ennis seguía engordando su nómina de puntos, y ya iban 13 en apenas 12 minutos de juego. La defensa de Burgos no mejoraba y permitía a Andorra anotar nuevamente con facilidad. Seguidamente, Guille Colom aprovechando otro desajuste, anotaba otra vez desde el perímetro para adelantar por diez puntos de ventaja a MoraBanc (35-25).

El rebote ofensivo de Andorra, con un pívot fuerte como Stevic, estaba siendo un martirio para Burgos, que estaba notando la ausencia de Deon Thompson. Además, por si los males no eran pocos para los castellanos, Colom les endosó otros dos triples seguidos, culminando un parcial de 10-2 que adelantaba a MoraBanc Andorra y ponía el +15 en el electrónico (45-30).

Sin embargo, los de Ibón Navarro se recrearon en su ventaja con una defensa que flotaba a los exteriores visitantes, algo que San Pablo aprovechó de inmediato mediante Branden Frazier, que revertía el parcial recibido anteriormente con dos triples, reduciendo su desventaja hasta el 45-38. Los de Epifanio habían subido su ritmo, Fitipaldo ya llevaba la manija y Benite ponía los puntos. En el último sprint del primer tiempo, Burgos volvía al partido yéndose por debajo en el marcador por 50-47 pero con buenas perspectivas una vez igualado el tanteo de los locales.

Andorra decide en el tramo final

A la vuelta de vestuarios, San Pablo Burgos seguía manteniendo el empaque de los últimos compases de la primera mitad hasta poner la igualdad, pero el bando local aprovechaba su pegada desde las esquinas para aguantar su ventaja. Capítulo aparte estaba siendo la actuación del serbio Huskic. El pívot, además de anotar, se recreaba en su gran visión de juego para dejar acciones espectaculares en favor de sus compañeros.

Al igual que en el primer tiempo, la segunda unidad interior de los burgaleses se veía superada en los dos aros por sus homólogos andorranos. De ello se valían para coger una nueva ventaja adelantándose por 67-62. Otro habitual del show-time, Moussa Diagne, se colgaba del aro burgalés.

El partido seguía igualado, pero en esta fase con muchos errores. Un triple en modo clutch de Branden Frazier ponía de nuevo el partido en un puño. Íbamos a entrar en el último cuarto con 70-68 para MoraBanc Andorra y todo por decidir. El encuentro estaba siendo precioso.

Al inicio del último parcial, el alero italiano Michele Vitali llevaba a los suyos en volandas, poniéndose como máximo anotador de su equipo. MoraBanc Andorra aprovechaba sus ocasiones de anotar desde el perímetro y Burgos fallaba. Sin embargo, la entrada otra vez de Goran Huskic al parqué y el desempeño de Vitor Benite -que ya estaba con 17 puntos- permitían que San Pablo siguiese optando al partido, colocándose tan solo cuatro puntos abajo (86-82).



Faltando dos minutos, Andorra encadenaba dos jugadas positivas subiendo la ventaja hasta los ocho puntos, lo que obligaba a los burgaleses a ir ya a la desesperada. Los castellanos acusaban además el esfuerzo y ya la diferencia se hizo insalvable para ellos. Andew Albicy se aprovechaba de la debilidad defensiva de Fitipaldo para cerrar una gran actuación y el encuentro, que concluyó con la victoria de los locales por 97-88.

MoraBanc Andorra logra así una necesaria séptima victoria, que le aleja de la zona de peligro. Por su parte, los burgaleses se vuelven de vacío a casa aun habiendo realizado un muy buen partido teniendo en cuenta como llegaban hoy al Principado. Quedan mirando de reojo a los de abajo con seis victorias y a la espera de refuerzos.

Pincha para comentar

Más FIBA